¡Hola! Me llamo Daniel, pero como cualquiera de mis amigos puedes llamarme Dani.

 

Soy el creador de Frecuencia Fitness, una plataforma desde la que ayudo a mujeres como tú a salir, de la trampa de las dietas sin fin, a olvidarse de hacer horas y horas de cardio para perder peso o como penitencia por el exceso de comida del día anterior, y a que aprendan que cualquier persona que ven a su alrededor con cuerpos saludables desde hace años, los tienen y mantienen porque viven con una serie de hábitos, reglas y sistemas en su vida que les hace posible mantenerlos.

En un mundo digital donde jóvenes entrenadores, sin experiencia pero con miles de seguidores, te aseguran planes de adelgazamiento milagrosos y rápidos, yo te ofrezco la posibilidad de que seas la protagonista de tu pérdida de peso y que puedas controlar esos atracones o ganas de comer poniendo sólo un poco de cabeza.

Después de 20 años dedicados a entrenar a gente de manera presencial en dos continentes distintos, y con sociedades tan diferentes como la española y la china, ahora desde Singapur quiero ofrecerte la posibilidad de que des el siguiente paso en tu pérdida de peso, y confíes en el Método PIENSA como la opción con la  que gente de más de una docena de países distintos ya está perdiendo peso sin sufrir, sólo entrenando sus mini hábitos.

En un mundo donde los gurús del fitness y las dietas te abruman con sus fotos de antes y después para convencerte de que su plan de entrenamiento o adelgazamiento es el mejor, conmigo aprenderás que la única dieta que funciona es la que se adapta a tu vida y tus circunstancias personales – nunca al revés- y por eso el método PIENSA, es la manera más efectiva de perder peso sin miedo a recuperarlo.

 ¿Cuántas veces has intentado perder peso antes? ahora estás a un paso de comenzar tu último intento, sin renunciar a alimentos que te gustan, sin pasar horas en la cinta de correr, sin sentirte abrumada porque tu vida está patas arriba. Esta vez será la definitiva porque lo harás trabajando desde dentro -tu identidad, tus creencias erróneas, tu conversación interna- hacia afuera. Y así es muy difícil no tener éxito.

Hola, bienvenida a Frecuencia Fitness, y gracias por querer saber mi historia.

Si estabas buscando una historia de superación -de esas donde te cuentan como alguien ha perdido 40 kilos- no la vas a encontrar aquí.

Lo que sí vas a encontrar es una historia de compromiso y disciplina. Desde que a los 13 años, el primer día de gimnasia en 8 de EGB, cuando el profesor nos hizo una prueba de flexiones -esas donde apoyas pies y manos en el suelo y tienes que subir y bajar el cuerpo- de todos los alumnos de la clase fue el único -incluidas las cuatro chicas de nuestra clase- que no fui capaz de hacer ni una sola flexión. La vergüenza de ese momento -y el saber que en 10 meses tendría que repetir la misma prueba al final del curso- fue la chispa que hizo que desde ese mismo día empezase a hacer todo lo que estuviera en mi mano para aprender cómo hacerme más fuerte.

Diez meses después -y después de múltiples visitas a la biblioteca más grande de la ciudad, porque en aquella época aún faltaban casi 10 años para que internet llegase a nuestras vidas- al repetir esa misma prueba fui capaz de quedarme el segundo de la clase, con un total de 46 flexiones en un minuto.

Esa experiencia marcó el comienzo de mi andadura para intentar encontrar la mejor versión de mi mismo. Y aquí sigo, 28 años después, con la misma motivación que el primer día, y sin dejar que las circunstancias de mi vida dicten como mi cuerpo luce.

¿Por qué te cuento esto? Porque aunque no lo creas, si quieres tener éxito en tu intento de perder peso y transformar tu cuerpo definitivamente, no necesitas una historia de superación, como esas que lees por las redes sociales. Tú necesitas una historia de compromiso y disciplina, como la mía.

Esa disciplina y compromiso -que podrás desarrollar y aprender a usar en todas las áreas de tu vida- serán los que te hagan triunfar en tu último intento por perder peso.

Una historia de superación -por mucho que a todos nos guste verlas- solo indican que esa persona ha hecho algo durante un tiempo, que le ha dado resultados positivos. Pero para mantener eso durante los próximos 40 años de tu vida, necesitarás algo más:

Ser capaz de mantener esa motivación original para poder continuar haciendo lo mismo semana tras semana, año tras año, década tras década.